Noticia leida 117 veces

El Aurinegro tropezó en el segundo choque ante Trotamundos (RESEÑA)

DSC_0112-pe

Valencia, 5 de agosto del 2017 (Prensa Deportivo Táchira). La delegación del Deportivo Táchira Fs.C. no logró sumar en su segundo enfrentamiento ante Trotamundos BBC, en el marco de la tercera jornada de la Liga Superior de Futsal Venezuela 2017.

Con un punto en el bolsillo luego del empate obtenido ante el cuadro local en el primer choque de la serie, los de San Cristóbal saltaron al tabloncillo del Forum Plaza de Valencia con la seguridad de mejorar lo mostrado y poder escalar a la cima del Grupo Centro Occidental de la competición.

Ángel Araujo fue figura en la primera mitad del encuentro por el lado atigrado, atajando al menos cuatro claras de gol generadas por los anfitriones.

Con la sorpresiva expulsión de Hender Chávez y un hombre menos en el tabloncillo, aumentó el volumen de juego en los rivales, pero fue hasta el minuto 15′  que los  de casa  pudieron doblegar al guardameta aurinegro con el tanto de Hansel Froilán.

El complemento arrancó con una motivación extra, pues la inesperada lesión de Ángel Araujo, héroe mientras estuvo en el tabloncillo en la primera tanda, obligó a buscar la victoria con mayor ímpetu.

El atrevimiento del portero Carlos Vásquez, terminó siendo beneficioso para los atigrados, rematando de larga distancia logró complicar al guardameta contrario que en varias oportunidades se vio superado, pero la fortuna estuvo de su lado cuando el travesaño evitó los tantos.

Cuando mejor se plantaba el conjunto cordial, una desatención en el cobro de pelota quieta rival al 28′, permitió a Libis Esteria aumentara la ventaja y acabar con la esperanza de los comandados por Juan Carlos Amézquita.

De esta manera el Deportivo Táchira Fs.C. deberá pensar la revancha que está a la vuelta de la esquina, cuando reciba el próximo lunes 7 y martes 8 de agosto, al mismo rival en casa, sabiendo que sumar los seis puntos será fundamental para trascender en la competición. FIN. Leandro Osorio. Fotos cortesía: Saúl Zerpa.

DSC_0198-pe