Noticia leida 1992 veces

Juveniles Aurinegros dividieron honores en el Clásico Andino

Una jornada con sabores dulces y amargos vivieron los Juveniles Aurinegros, en la disputa del Clásico Andino llevado a categorías menores. Un triunfo en Sub-18 y una mínima caída en Sub-20, terminó siendo el saldo obtenido por las nóveles escuadras tachirenses, en su visita a Estudiantes de Mérida.

Los compromisos entre atigrados y aurirrojos, pertenecientes a la jornada 3 del Grupo 4 de la Serie Nacional, tuvieron como escenario el Estadio Metropolitano de la ciudad de Mérida y no el Guillermo Soto Rosa, debido a las reparaciones que se le efectúan a este último.

Sub-18: Arrolladora victoria ante los Académicos

A primera hora, la Sub-18 del Deportivo Táchira F.C., logró triunfar en el descuidado césped merideño, con marcador de 2-3. La apertura del tanteador llegó apenas al minuto 3′, cuando Hugo Gómez remató fuertemente, su disparo se desvió en un rival y se incrustó en el fondo de la red.

Al 23′, Aldrin Orejuela amplió la ventaja para el Carrusel Aurinegro, tras recibir un pase en profundidad evadió al guardameta Orlando Alarcón y definió con el pórtico vacío. Los locales descontaron al 27′ con un disparo rastrero de Daniel Rivas.

El inesperado empate llegó al 35′ con un cabezazo de Marcelo Durán. Sin embargo, la Sub-18 Atigrada se mantuvo firme en ataque y al 65′ Jorge Corona se introdujo al área y con un certero zapatazo colocó el definitivo 2-3.

La tropa de Louey Salah alcanzó las seis unidades y se afianza en los primeros puestos del grupo, con un rendimiento de dos triunfos y una caída en tres presentaciones.

Sub-20: Pírrico y doloroso revés

A segunda hora, la Sub-20 del combinado amarillo y negro no contó con la fortaleza y la suerte en la definición y terminó cayendo 1-0. El gol de Estudiantes se presentó cuando transcurría el minuto 14′, Daniel Salazar impactó de volea y dejó sin nada que hacer al portero Mayersson Zambrano.

El resto de la primera parte mostró a un plantel tachirense que de a poco se fue adaptando y haciendo dueño del esférico, sin llegar a poseer contundencia en la ofensiva.

El segundo tiempo terminó siendo un monólogo aurinegro. Los dirigidos por Guillermo Ramírez arrinconaron a los aurirrojos y sobre el final terminaron teniendo hasta tres claras del gol que fueron impedidas por el portero local Alejandro Araque.

Los aurinegros se mantienen con tres unidades y rápidamente buscarán pasar la página en las venideras fechas de la Serie Nacional de categorías menores, organizada por la Federación Venezolana de Fútbol.

Próximo reto: Ureña S.C.

Los aurinegros regresan a San Cristóbal y comenzarán a alistar el arsenal para recibir a Ureña S.C., el próximo sábado 26 de octubre, en el gramado artificial de la Universidad Católica del Táchira, por la fecha 4.

Luiyi Joan Vivas / Prensa Deportivo Táchira