Noticia leida 2978 veces

Marcos Sánchez está cómodo dentro y fuera de la cancha (AUDIO)

Marcos Sánchez arribó en enero a San Cristóbal con el currículo de haber sido campeón en su país, Panamá, y ser habitual en las convocatorias para defender la camiseta de su selección. El volante firmó un contrato multianual con el Deportivo Táchira F.C. apostando ambos, club y jugador, a la juventud y talento del canaleño.

El mediocampista lleva tres meses en Venezuela y ya acumula un sinfín de experiencias que le servirán en el futuro para entretener a sus descendientes. La pelota es su pasión, su sustento de vida, por lo que en poco tiempo ha demostrado al cuerpo técnico y dirigentes del Carrusel Aurinegro, con su nivel dentro de la cancha, que acertaron en su contratación.

Su próximo escenario es el Estadio José Alberto Pérez  de Valera, donde enfrentará junto a sus compañeros atigrados al actual líder del Torneo Clausura 2014, Trujillanos F.C.: “Sabemos que va a ser un partido difícil, en una cancha difícil. Ellos son un gran equipo y con el trabajo que estamos realizando vamos a tratar de sacar la victoria allá”.

En relación al desempeño del cuadro atigrado, Sánchez saca sus conclusiones: “Comenzamos bien el torneo y después que iniciaron los problemas acá se nos complicaron las cosas porque no podemos jugar en casa y prácticamente tenemos que disputar todos los partidos de visitantes”.

La cohesión de la plantilla es una virtud que todos resaltan, incluido marcos: “El grupo está bastante unido. Para cada partido trabajamos fuerte durante la semana para lograr los resultados y este domingo vamos a sacar uno bueno como visitantes”.

A propósito de la vida fuera del rectángulo de juego, las últimas semanas se han salido del guión que tenían pensado cada uno de los aurinegros. En el estado Táchira se han vivido situaciones excepcionales a las que no escapa el panameño: “Es bastante complicado. Al igual que el uruguayo (José Luis Tancredi), estoy viviendo en el hotel y es difícil venir a entrenar porque la mayoría de taxis no me quieren traer. Por todo lo que está pasando en el país y en San Cristóbal se dificulta salir. Prácticamente vivimos encerrados en el hotel”.

El contacto con la familia refuerza el espíritu y es más que necesario en los momentos de dificultades. Por esta razón, la sonrisa de Marcos crece en el rostro cuando recuerda a los suyos: “Me llaman todos los días. Mi papá, mi mamá y algunos amigos están preocupados, me dicen que me cuide porque esto está feo, pero estoy tranquilo y les explico que estoy bien, que no salgo del hotel y se calman un poco”.

Se lleva bien con todos sus compañeros, algo común en este grupo, pero la relación que mantiene con José Luis Tancredi es especial: “He convivido mucho con él, ya que ambos vivimos en el hotel. Es uno de mis mejores amigos acá, por eso nos entendemos bien dentro y fuera de la cancha”.

Todo ese apoyo humano que recibe el habilidoso volante le fortalecen y le ayudan a mantenerse enfocado en los objetivos del grupo aurinegro: “A pesar de las adversidades,  debemos realizar buenos partidos, sea de visitante o local, y sacar los tres puntos en cada encuentro”.

Su vínculo con el Deportivo Táchira F.C. le llena de orgullo, infla el pecho cuando se refiere a la institución y el porvenir que le espera: “Este es un gran club, desde que llegué lo he dicho. Me siento muy cómodo acá porque los compañeros  y el cuerpo técnico me recibieron bien. Estoy muy contento porque es una liga bastante competitiva y eso me va a hacer crecer futbolísticamente”.

Marcos Sánchez también tiene una trayectoria que cuidar con los colores de su país, camino que desea ampliar y acompañar de éxitos. Sin embargo, él está claro que para eso debe destacar domingo a domingo con la histórica camiseta aurinegra: “Hay que trabajar fuerte para ser llamado a la selección, realizar buenos partidos y siempre jugar con mi club”.

Gustavo Contreras León / Prensa Deportivo Táchira