Noticia leida 800 veces

NOTA DE DUELO: El Deportivo Táchira lamenta deceso de Édgar Bonilla

WhatsApp Image 2019-06-08 at 11.06.47 AM

San Cristóbal, 08 de junio de 2019 (Prensa Deportivo Táchira).- Este sábado, la familia Aurinegra despertó con una mala noticia, el trágico fallecimiento del delantero Édgar Bonilla ocurrido en la ciudad de San Cristóbal, producto de un accidente de tránsito en la avenida Principal de Pueblo Nuevo.

Su alegría contagiosa, sus ganas de sobresalir siempre, de superar las adversidades con entusiasmo, será el legado que el joven delantero de 23 años dejará impregnado en el camerino del equipo amarillo y negro.

Con sobrada ilusión y orgullo, pero sin dejar de lado su humildad, Bonilla llegó a la institución en diciembre del año pasado, para dejar su huella en el equipo de sus amores, en el cual, desde pequeño, siempre soñó jugar, junto a la fiel parcialidad Aurinegra en el Templo Sagrado del balompié venezolano.

1RA_LIGAFUTVE_A2019_J2_ZULIA_TÁCHIRA_030219_WD_15

El joven ariete debutó con la elástica atigrada el domingo 03 de febrero, cuando la tropa dirigida en ese entonces por Giovanni Pérez, cayó en Maracaibo 1-0, por la segunda jornada del Torneo Apertura 2019.

Posteriormente, sufrió una fractura en febrero en la base del quinto metatarsiano del pie izquierdo, sin embargo, con base en la disciplina y en el cumplimiento de las recomendaciones médicas, Édgar Bonilla regresó a las canchas, como ya lo había hecho en su época de juventud cuando superó un cáncer, para demostrar su potencial y defender con honor la franela de franjas amarillas y negras.

El domingo 12 de mayo, celebró el que sería su único gol conquistado con la casaca atigrada, cuando la escuadra encaminada por Juan Domingo Tolisano, recibió al Aragua F.C, en un choque que significó su debut como titular en el estadio Pueblo Nuevo.

WhatsApp Image 2019-06-08 at 11.54.03 AM

El reloj marcaba el minuto 22. Cermeño se conectó de buena manera con Manuel Granados por banda derecha, el defensor ingresó al área cerca de la línea final, envió el pase a media altura y Bonilla se sobrepuso a la marca para anotar la diana. 

La celebración fue inolvidable. Con los puños cerrados y un grito sonoro, Bonilla inició su festejo; luego extendió los brazos hacia arriba para agradecer a la Divina Providencia, en medio de una sonrisa que expresaba su alegría; para finalmente trasladarse a la banda derecha cerca del banquillo, para unirse a sus compañeros en una fiesta.

Hoy, cuando la infausta noticia llegó sorpresiva, similar al impacto de un rayo proveniente del cielo, la familia tachirense se une en oración para honrar la memoria del talentoso jugador nacido en esta tierra cordial. FIN/ Daniel Suárez. Fotos: Gennaro Pascale.